comentarios de libros agapea.com
ir a la home
ir al listado de comentarios
ir al listado de entrevistas
ir al listado de articulos
ir a contacto
ir a ganadores sorteos
ir a articulos de enigmas pendientes
ir a articulos de psicologia
ir a articulos de literatura
Acceso de Usuarios
Usuario:  Clave: 
               Registro      ¿Olvidó su clave?
  
portada Santa María De Las Flores Negras
Ficha del Libro:

Título: Santa María De Las Flores Negras    comprar
Autor: Hernán Rivera Letelier
Editorial: Seix Barral
I.S.B.N.-10: 9507313478
I.S.B.N.-13: 9789507313479
Nº P´gs: 238


Santa María De Las Flores Negras
por Carlolina A. Navarrete

  "Santa María De Las Flores Negras" nos remite a la problemática de la clasificación. La obra de Hernán Rivera Letelier podría ser entendida como representante de la nueva novela histórica; sin embargo trataremos de comprobar que esta novela no se ajustaría a la clasificación de novela histórica ni de nueva novela histórica propuesta por Seymour Menton. Frente a esta situación, pretendo constatar el problema de la identidad de dicha obra.

Afirmar que "Santa María De Las Flores Negras" es una novela histórica no resultaría arriesgado si partimos de la base que toda novela es histórica porque en mayor o menor grado capta el ambiente social de sus personajes. Incluso, siguiendo a David Cowart, podríamos decir que se trata de una novela histórica puesto que efectivamente corresponde a una "ficción en que el pasado figura con cierta importancia". En este mismo terreno, pero más específico todavía, encontramos la propuesta de Joseph W. Turner, quien ofrece una visión tripartita de la novela histórica caracterizada por ser documentada, inventada y cómica, ante lo cual podríamos mencionar que "Santa María De Las Flores Negras" cumpliría con estas categorías. Efectivamente, Hernán Rivera Letelier se preocupa de documentarse del hecho histórico: matanza en la escuela de Santa María de Iquique, 1907:

"Estuve tres años recopilando datos y tratando de encontrar testimonios de los nietos de personas que estuvieron en la matanza. Además hay un libro que me sirvió de mucho, se llama 'Santa María De Iquique 1907: Documentos Para Su historia'".

También podemos mencionar que la invención del autor estaría demostrada a través de las historias de amor que se desarrollan a lo largo de la novela destacándose, sobre todo, aquella que para algunos resulta "folletinesca y estereotipada" de Liria María con Idilio Montaño. Al respecto, Constanza Ceresa basa su crítica a la novela en la carencia del escritor en depurar su trabajo, sugiriendo que la novela tendría que haber puesto en primer plano esta "otra historia", es decir, la ficticia.

Continuando con la tríada de Joseph W. Turner se podría decir que "Santa María De La Flores Negras" tendría algún elemento cómico y burdo, según Álvaro Bisama, como es el caso de la imagen de un sacerdote muerto practicando zoofilia. El hecho de que esta escena sea cómica es discutible; lo que no tendría discusión es que la novela estaría respondiendo, en su mayoría, a la clasificación de novela histórica según Cowart y Turner. Además hay un acuerdo generalizado entre los críticos de esta obra en asignarle el mérito de recoger un hecho histórico y rescatarlo del olvido. Sin embargo, llamarla novela histórica resulta peligroso si no se conocen algunos postulados que veremos a continuación.

Para Seymour Menton existe una proliferación de la novela histórica latinoamericana y por lo mismo se debe tener claridad al momento de clasificar una novela en esta categoría: "Hay que reservar el término de Novela Histórica para aquellas novelas cuya acción se ubica total o por lo menos predominantemente en el pasado, es decir, un pasado no experimentado directamente por el autor" (Menton, 32). Si bien es cierto que Hernán Rivera Letelier aún no había nacido al momento de la tragedia de Iquique, debemos reconocer que la acción de la novela se ubica en un pasado que el autor experimenta tanto a través de sus familiares y amigos como del ambiente que vive en la pampa: "[…] Escribir esta historia se convirtió en un hecho casi personal". Así podemos ver, a través de su testimonio en la entrevista citada anteriormente, que el mismo reconoce estar directamente involucrado en los hechos que narra. 

En la misma dirección de Menton, Andersen Imbert señala una definición de novela histórica a la que tampoco se ajustaría "Santa María De Las Flores Negras": "Llamamos 'novelas históricas' a las que cuentan una acción ocurrida en una época anterior a la del novelista". Así, pues, a la luz de éste junto con el postulado anterior estaríamos en presencia de un relato que si bien tiene un contenido histórico, no obedece a la definición acuñada por Imbert y Menton de la novela histórica porque presenta sucesos y personajes conocidos directamente por el autor con lo que refuerza la obsesión por la historia presente en casi toda la novela. Entonces, al revelar que "Santa María De Las Flores Negras" no sería una novela histórica podríamos pensar que pertenecería a la llamada nueva novela histórica que explica Menton, a través del cumplimiento total o parcial de una serie de rasgos en la novela. Primero enumeraremos estas características para después ver si se cumplen en la novela de Rivera Letelier:

1) Distorsión consciente de la historia mediante omisiones, exageraciones y anacronismos.

2) Ficcionalidad de personajes históricos.

3) Metaficción o comentarios del narrador sobre el proceso de creación.

4) Intertextualidad.

5) Conceptos bajtianos de lo dialógico, lo carnavalesco, la parodia y la heteroglosia.

6) Subordinación de la reproducción mimética de cierto periodo histórico a la representación de algunas ideas filosóficas.

"Santa María De Las Flores Negras" no respondería a estas categorías propuestas por Menton por las siguientes razones:

a) El autor no distorsiona la historia, al contrario, trata de reproducirla ajustándose al patrón del hecho histórico.

b) Esta novela no se preocupa de ficcionalizar personajes históricos. Lo podría haber hecho incorporando la figura del presidente de la república de ese entonces, por ejemplo. En cambio el novelista de esta historia escoge como protagonistas a los ciudadanos comunes, en este caso los obreros, que no tenían historia.

c) Tampoco observamos una evidente presencia del narrador emitiendo comentarios sobre su propio proceso de creación narrativa.

d) En relación a la existencia de intertextualidad podríamos afirmar que la novela no "se arma como un mosaico de citas ni como absorción de otro texto".

e) Por último, en lo referente a la presencia de conceptos bajtianos de heteroglosia o dialogismo, podríamos decir que no aparecen con claridad dentro de la novela. De hecho no se proyectan dos o más interpretaciones de los sucesos, entregándose más bien una visión de mundo unidimensional, es decir, el lector puede apreciar la voz de las víctimas de la tragedia de Iquique sin proporcionarnos la visión de mundo de los militares y el gobierno. 

De esta manera quedaría comprobado que la novela "Santa María De Las Flores Negras" no responde a la clasificación ni de novela histórica ni de nueva novela histórica a la luz de Seymour Menton. Por lo tanto nos quedaría inconclusa la respuesta que atiende a la pregunta acerca de la identidad de la novela: ¿qué es "Santa María De Las Flores Negras"? ¿Cómo la podríamos clasificar?. Me parece que la respuesta a estas interrogantes debería encaminarse con los argumentos que el mismo Rivera Letelier sostiene: "Es riesgoso juntar historia y ficción; es como caminar al filo[…] pero es un desafío para un artista. Creo que lo logré[…] Me siento orgulloso de haber rescatado la historia del salitre que estaba olvidada". Recogiendo la voz del autor podemos sostener que su novela constituye el rescate de la historia de un pueblo sucumbido por un sistema donde el poder está ejercido por sectores de la sociedad, cuyo capitalismo dominante, les proporciona el derecho de aniquilar al otro para conseguir sus propósitos. La reflexión que nos queda es si esta concepción del mundo moderno concebido como un campo de batalla tendrá fin algún día o si el hombre recién descansará cuando extermine hasta la última existencia posible.

Imprimir comentario  /  Enviar por email

Este libro aún no tiene votos.
¡¡Identificate y sé el primero en votarlo!!

Aún no hay comentarios.