comentarios de libros agapea.com
ir a la home
ir al listado de comentarios
ir al listado de entrevistas
ir al listado de articulos
ir a contacto
ir a ganadores sorteos
ir a articulos de enigmas pendientes
ir a articulos de psicologia
ir a articulos de literatura
  
portada Los Confines
Ficha del Libro:

Título: Los Confines    comprar
Autor: Andrés Trapiello
Editorial: Destino
I.S.B.N.-10: 8423341577
I.S.B.N.-13: 9788423341573
Nº P´gs: 273


Los Confines
por Lale González-Cotta

Es esta una de esas novelas que uno no puede comentar sin malograr su magia, porque la realidad que el autor desvela allá por la página ochenta y siete constituye el quid, la circunstancia por la que esta historia de amor asciende a la categoría de insólita. Sigámosle el juego a Trapiello e intentemos una reseña a la media del enigma que él ha querido prolongar.

Max es un ingeniero de éxito felizmente casado con Cathy con la que tiene dos hijos. Es hombre taciturno, prudente y algo asocial, que prefiere asomarse al mundo a través de la fotografía, su gran pasión. La única tiniebla en la vida de Max proviene de su triste pasado de huérfano, de su infancia cuasi dickensiana en un internado inglés en el que ingresó siendo un niño tras el fallecimiento de sus padres. Los años de soledad allí padecidos han cincelado el carácter de Max en excesos y defectos. De aquellas aguas –diagnosticaría Freud seguramente- vendrían los lodos que están a punto de desencadenarse desbaratando la solidez que Max ha erigido en torno suyo con el mismo empeño con que construye puentes imbatibles.

Un día, en viaje de negocios, vuela hasta la caribeña Constanza donde coincide con Claudia y unas amigas de ésta que han acudido a la boda de Isabel, otra amiga común. Max conoce a Claudia desde siempre aunque apenas han tenido tiempo de rozarse debido a las largas ausencias de Max en el internado durante la juventud de ambos. El festivo y embriagador aire de Constanza proporciona la paradisíaca tela de araña que inexorablemente aproxima a Max y a Claudia hasta cerrar el círculo de sus amores prohibidos.

Por su parte Claudia es una mujer enérgica y decidida, pediatra de profesión. Su matrimonio con Agustín, bastantes años mayor que ella, se mantiene precariamente a flote. La sombra del divorcio planea desde hace algún tiempo sobre ambos pero, por el momento, prevalece la inercia; nada ha habido entre ellos tan drástico como para que el pensamiento se transforme en acción. El detonante surge cuando, en la idílica Constanza, sucumbe Claudia a su ilícita pasión por Max.

Es ésta una historia de amor que reinventa el mito del pecado original con todos los ingredientes: edén, pecado y amantes. Trapiello ha querido estirar la pasión amorosa hasta retrotraerla a los días del paraíso cuando imperaba la inocencia y los tabúes sólo habitaban en la mirada contaminada del espectador. Max y Claudia tienen el coraje de comer del fruto prohibido y por ello recibirán el rechazo de todos. Pero ellos han sobrepasado los confines del bien y del mal, se sienten libres para afrontar el destino que los une y se mantienen fieles a sus sentimientos hasta las últimas consecuencias.

Como no podía ser de otra forma esta historia de amor con tintes de tragedia griega también trae espinas: traición, venganza y dolor. No hay en los amantes sentimiento de culpa ni remordimiento, aunque sí aflicción por los inevitables daños colaterales ocasionados por su relación. De todos los afectados por la relación de Max y Claudia quizá sea el personaje de Cathy el que más nos cuesta digerir. No son sinónimos perdón y olvido por más que lo intentemos y le falta lenta maceración a la amargura de Cathy para poder medirse con la Jacinta de Galdós.

Los logros estéticos de Trapiello son notorios; había que cuidar al máximo el lenguaje para trascender el tabú y hacerlo luminoso. Incluso el humor contribuye a esta causa. Vean si no la ironía con la que Trapiello abre la caja de los truenos en este diálogo de Claudia con Max: “Seguramente en los pecados se dan agravantes, como sucede en los crímenes. Aunque lo probable es que, como también ocurre en el Derecho, el acto más grave anula otro de rango inferior, y el que tú y yo seamos hermanos no será desde luego una eximente (pág.87).”


Imprimir comentario  /  Enviar por email
Otros Comentarios Del Mismo Autor/a
1 - El Arca De Las Palabras

Valoración Media 8 / 10                Posición en el Ranking 29 / 314

Aún no hay comentarios.